Blogia
La Voz Dormida

Más apuntes

"Después, cuando no me quedó otro remedio que convertirme en una mujer como las demás, me dio verguenza haber vivido así, sin hacerme preguntas, sin necesitar respuestas, siempre con un hombre a cada lado, dos bocas, dos cuerpos, dos sexos para una sola boca, un solo cuerpo, un solo sexo que era el mío."

Castillos de Cartón,
Almudena Grandes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres